Emily in Paris, 5 lecciones de marketing de la serie de Netflix

Emily cambia su vida al llegar a París para incorporarse en una empresa de marketing. Su punto de vista estadounidense chocará con sus compañeros franceses y su día a día en la ciudad del amor. Y el amor será otro de los protagonistas en esta comedia de Netflix que ya ha anunciado que llegará una tercera y cuarta temporada. Mientras, puedes disfrutar de los 20 primeros episodios con mucho marketing.

En cada episodio, vemos algún caso relacionado con los clientes de la agencia de marketing y su resolución por parte de Emily o sus compañeros.

Y es de ese marketing del que te voy a hablar aquí. Estas son algunas de las lecciones de marketing que podemos aprender viendo Emily in Paris:

Networking every day

Conocer nuevas personas y contactos profesionales te abrirá muchas puertas. A Emily le ocurre constantemente con sus vecinos, con personas que conoce en la calle o en los eventos a los que acude.

Nunca se sabe las conexiones que puede tener una persona y Emily tiene una actitud perfecta al networking. Emily es abierta y simpática con todo el mundo lo que le hace conocer más y más personas en su nueva vida en París.

Cierto es que es una serie y todo lleva su guion, pero puedes ser igual en la vida real y tener una actitud abierta en todos los lugares a los que vayas: supermercado, peluquería, tiendas, metro… Di bien claro y alto a qué te dedicas, no sabes las sorpresas que te puede dar la vida.

¡Prepara una buena agenda para apuntar todos los nuevos contactos!

Escucha a tus seguidores

Emily propone escuchar a los seguidores de las redes sociales para crear nuevas ideas para sus clientes. Por ejemplo, sugiere hacer una encuesta de Twittter para conocer su opinión.

No es mi opinión como agencia o la marca la que tiene la razón absoluta, al final será el cliente el que sepa lo que quiera y qué mejor que preguntárselo directamente.

Experiencias sensoriales

Es importante salir de la zona de confort y hacer uso de la imaginación. Siempre podremos ir a lo fácil, a lo de siempre, a lo serio, a lo aburrido. Los usuarios necesitamos impactos que nos sorprendan y muy visuales.

Acostumbrados como estamos a los vídeos cortos de TikTok, queremos nuevas experiencias con los productos de las marcas. Todo nos aburre, nada nos sorprende.

Las experiencias sensoriales te hacen vivir el producto como nunca antes. Ya no es un anuncio o un mensaje sin más. Ahora es una experiencia que recordarás en el tiempo.

Como cuando Emily propone sacar camas a las calles más importantes de París para que los usuarios se hagan fotos y las suban a redes sociales. ¿El cliente? Una empresa de colchones.

Esta estrategia une la experiencia de echarte en una cama en tus calles preferidas de la ciudad más compartirlo en redes y que todos lo vean. El resto de ciudadanos irán corriendo a hacerse su propia foto.

También ocurre, con un hotel como cliente, cuando Emily propone crear una fragancia exclusiva para el hotel que despierte los sentidos y provoque agradables recuerdos cuando no estén allí.

Un error es una oportunidad

Los errores de Emily son constantes en la serie, lo que produce situaciones muy cómicas. Pero Emily no se viene abajo con el error y consigue darle la vuelta convirtiéndolo en una buena oportunidad.

Tenemos que dejar de lado los problemas y centrarnos en cómo podríamos solucionarlo. Es ahí donde puedes tirar de antiguos casos y ese networking del de que hablaba un poco más arriba, como suele hacer Emily en la serie.

Trabajar tus propias redes sociales

Aunque no es obligatorio trabajar tus redes sociales a nivel personal, es cierto que es un plus para tu trabajo como marketer. Ya no solo porque tienes total de libertad para probar cualquier idea que quizá los clientes no te permitan, sino porque es una muy buena forma de atraer nuevos clientes a tu cartera.

Instagram es el lugar desde donde más ofertas y preguntas por mis servicios recibo. Trabajar tus perfiles sociales de forma profesional o darle a tu perfil personal un toque más profesional y creativo puede darte muchas alegrías.

Como le ocurre a Emily cuando abre su cuenta de @emilyinparis y ve cómo aumentan los seguidores a medida que transcurre su vida en la ciudad. ¿El secreto? Naturalidad, escena cotidianas y hashtags estratégicos.

Deja un comentario

Resumen de nuestra Política de Privacidad

  • Responsable: Jordi San Ildefonso
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios.
  • Legitimación: Necesitas dar tu consentimiento para publicar un comentario.
  • Destinatarios: Tus datos se alojan en los servidores de Webempresa.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos en la dirección del responsable (en nuestra política de privacidad).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.