8 estrategias de marketing para el calor del verano

¿Crees que es buena idea apagar tu marca en verano? ⁣Algunos negocios se lo pueden permitir pero, aunque sea así, no te olvides de tus clientes en ningún momento, por mucho calor que haga.

Puedes compartir menos publicaciones, pero no dejes tus redes sociales, blog y local vacío. Se pueden olvidar de ti.⁣

El verano es un buen momento para tomar ventaja a la competencia si sabes cómo mantenerte activo. No olvides que muchas empresas descansan unas semanas pero los clientes no, así que si estás ahí cuando tengan la necesidad, te habrás apuntado un tanto.

Para los que sabéis que el marketing también es para el verano, aquí dejo 8 estrategias de marketing para lanzar tu marca estas semanas de calor y vacaciones.

1. Reciclar contenidos 

El verano es un buen momento para revisar los artículos que has escrito durante todo el año en el blog. Aquí entra nuestro amigo Google Analytics para investigar los artículos más leídos pero también el tiempo de permanencia, pues si tiene muchas visitas pero la media son 2 segundos algo falla.

Si tienes dudas con tus datos de Analytics puedes concertar una consultoría conmigo y miramos los resultados.

Una vez hayas analizado las estadísticas de tu blog, toca pasar a la acción.

Actualiza los datos que se hayan quedado obsoletos y añade nuevos elementos como vídeos e infografías para que el tiempo de permanencia aumente.

Después de optimizar los artículos, es la hora de volver a compartirlos en redes sociales. Dale una vuelta a los copys para que reflejen el espíritu veraniego.

Aprovecha esta temporada para reciclar los posts que has trabajado durante el año. Pueden seguir dándote buenos resultados.

2. Elementos de verano 

Esto quizá pueda no gustarte si no te vas de vacaciones pero, por lo general, durante el verano agradecemos contenidos de temática vacacional.

Por ejemplo, comparte fotografías con elementos de playa, vacaciones, sol, sombrilla, gafas de sol, playas, aviones, barcos…

Si eres de los que comparten frases filosóficas en las redes sociales, comparte aquellas que tengan que ver con el verano o la playa. Ejemplo: Si vas a tirar la toalla, que sea en la playa u otras más divertidas que publiqué en Instagram.

Si compartes artículos en el blog, intenta que sean de temática veraniega como este artículo o adapta los copys en redes sociales para que se adapten a ese día. Por ejemplo, si ese día hay una ola de calor, habla de ello mientras compartes el artículo en tus redes.

Cuando hagas historias de Instagram o en el feed con fotografías de tu mesa de trabajo, pon accesorios de verano como caracolas, sombrillas o complementos que puedes encontrar en tiendas baratas.

Por supuesto todo de forma natural, tampoco te pases en exceso con los elementos veraniegos porque puedes dar el efecto contrario, ¡que te odien y se vayan!

3. Promociones y ofertas

El verano es un buen momento para ofrecer ofertas, promociones y descuentos. Pero debes adecuarlo a tu producto, tus clientes y tu localización. Tiene que ser muy personalizado.

Por ejemplo, si eres un centro de estética puedes ofrecer un 2×1 en masajes si tu centro está situado en una ciudad como Madrid, Sevilla o Salamanca, que son ciudades que se vacían en verano. Así los que se queden se sentirán mimados por tu marca.

Sin embargo, hay ciudades que viven por y para el verano, como puede ser la isla de Ibiza o Benidorm. Si tienes un centro de estética en estas ciudades y ofreces el 2×1 sabes que se llenará de gente porque son ciudades que ya se llenan en verano.

Debes adecuar la promoción a tu marca en específico. En este caso podrías ofrecer un pack de 10 masajes + 1 de regalo. Regalas uno, pero te pagarían 10 masajes.

Cuando digo promociones no solo me refiero a hacer descuentos y ofrecer cosas gratuitas, también puedes hacer packs.

Por ejemplo, una librería puede aprovechar para sacar un pack de 3 libros con temática veraniega o de un autor que tiene mucho éxito. Lo puedes vender como el pack para que leas durante todo el verano.

Pero también puedes hacer packs para la familia con dos libros para adultos y uno o dos libros de temática infantil para los niños. Puedes venderlo como: Este verano, menos móviles y más libros. 

Como vez, en este caso, no estás ofreciendo descuentos en cuanto al precio, solo estás vendiendo de otra forma lo que podrían comprar por separado. Marketing veraniego.

4. El detrás del escenario 

El verano es un buen momento para probar contenidos diferentes. Entre ellos, debes apostar por mostrar lo que nunca enseñas de tu marca: la oficina y los trabajadores.

Si bien me parece una estrategia para realizar durante todo el año, entiendo que haya empresas que no se sientan cómodas. Por ello, el verano es un buen momento para probarlo y confirmar que sí es una estrategia efectiva.

Comparte fotografías y vídeos de la oficina, local o tu mesa de escritorio si trabajas desde casa. Es una buena forma de conectar con el usuario que conocerá desde dónde creas esos contenidos que tanto le gustan.

Además, sería bueno presentar a los trabajadores de tu empresa si no los has presentado ya. Pueden saludar de una forma divertida: tomando café, de reunión, o cómo están pasando la ola de calor en la oficina.

5- Concurso de fotografías

Recuerdo participar en concursos de fotografías de verano cuando era pequeño y comenzaba la fotografía digital. Sigue siendo una buena estrategia.

Ahora contamos con más facilidades, como las redes sociales, donde es más fácil compartir tus imágenes de playa, chiringuito y paraísos.

La idea es clara: invitar a tus seguidores y clientes a compartir su fotografía del verano y, a cambio, habrá uno o varios ganadores con productos de tu marca.

Lo ideal es dar el premio la primera semana de septiembre para que comiencen la nueva temporada con alegría. Además, podrás grabar vídeos y contenidos con los ganadores recibiendo el premio. Ese contenido es perfecto para incitar a otros clientes a comprar tras volver del parón veraniego.

Puedes indicar en las instrucciones que la fotografía tenga que ver con la temática de tu marca o, incluso, que en la imagen se vea algunos de tus productos.

6- Encuestas para conocer a tus clientes

En verano tus clientes están más relajados y no quieren contenidos tan intensos. Es un buen momento para hacerles preguntas fáciles, rápidas y cortas.

Pregunta a tus clientes (en redes sociales o a través de email) qué necesitan, cuáles son sus necesidades hoy día.

Analiza todas sus respuestas junto con tu equipo y prepara las estrategias del otoño-invierno en base a esas respuestas.

Escucha a tus clientes, ellos tienen la respuesta.

7- Retos con regalos

Estimula a tus seguidores a participar en retos que les propongas. Nada nos gusta y motiva más que jugar. Si, además, el ganador o ganadores tienen un regalo, tendrás más participación.⁣

Pueden ser historias interactivas en las que capturen pantalla y cada opción tiene un premio. Aquí conseguirás que compartan tu historia y te etiqueten. Multiplicarás tu alcance y ampliarás muchos seguidores.

8- Las vacaciones de los empleados

Aprovecha las vacaciones de tus empleados para compartir imágenes o vídeos mientras disfrutan de su descanso.

Tienen que ser contenidos relacionados con tu marca. Por ejemplo, si eres una galería de arte, comparte fotografías de los trabajadores en museos o exposiciones de la ciudad donde hayan ido de vacaciones.

Que no sea nada obligatorio (son sus vacaciones) pero si tenéis una buena relación, estoy seguro que lo harán con mucho gusto.

Tus seguidores verán que sois humanos y también podéis disfrutar de un merecido descanso pero aportando valor.

NO utilices este tipo de estrategia para compartir fotos de unas vacaciones de lujo porque puedes provocar el efecto contrario.

Déjamelo a mí que yo te asesoro en tus campañas. Pregunta por las consultorías.

Conclusión

Reciclar contenidos, ofrecer promociones, enseñar la oficina por dentro, las vacaciones de los empleados, retos y concursos son algunas de las 8 estrategias que te recomiendo para este verano de coronavirus. 

Podría decirte 10 o 20 estrategias más, pero creo que es mejor contarte 8 y que puedas hacerlas todas, que poner 20 y te ocurra el típico caso de parálisis por análisis.

¿Nunca te ha pasado que no sabías que hacer ante tantas cosas que tenías que hacer? Al final no hacías nada.

Hagas lo que hagas, disfruta el verano y cuéntame en comentarios si vas a utilizar alguna de estas estrategias.

Suscríbete a la Newsletter y recibe las últimas noticias en Redes Sociales

Deja un comentario

Resumen de nuestra Política de Privacidad

  • Responsable: Jordi San Ildefonso
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios.
  • Legitimación: Necesitas dar tu consentimiento para publicar un comentario.
  • Destinatarios: Tus datos se alojan en los servidores de Webempresa.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos en la dirección del responsable (en nuestra política de privacidad).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sígueme en Instagram para más consejos, tutoriales y novedades