Cómo crear una guía de estilo para tu blog

¿Quieres crear la guía de estilo para tu blog pero no sabes cómo hacerla? ¿Acabas de comenzar a escribir en tu blog pero no sabes cómo crear un manual de estilo gratis y online? No te preocupes porque aquí te voy a contar todo lo que tienes que saber.

Es muy importante que todos los que formáis parte del proyecto del blog conozcáis la línea editorial del manual de estilo. Todos los periódicos tienen su propia guía y tu blog no puede ser menos.

Reúnete con tu equipo, o tú mismo si tienes un blog personal, y lee cada punto que detallo a continuación:

1- Introducción

Como bien dice su nombre, aquí introduces qué contiene la guía de estilo, qué se va a explicar en los próximos pasos… sería como un índice en cualquier trabajo o una pequeña presentación del manual de estilo digital.

2- Presentación del equipo

¿Quién soy? ¿Quiénes somos? Preséntate a ti mismo si es un blog individual, al equipo de redactores si es un blog formado por más de una persona o a la marca si es un blog de empresa.

Es el apartado donde puedes hablar de la misión, visión y valores del blog.

Si tenemos un equipo de redactores, es muy importante tener un calendario editorial para que cada uno sepa cuándo tiene que presentar su artículo, temática, número de palabras, imágenes…

La organización es clave en un blog de equipo. Tenemos que saber quién hace qué en todo momento para que no haya lugar a dudas.

No dudes en presentar al equipo de redactores en el manual de estilo, queremos saber quién hay detrás de esas palabras.

3- Público objetivo

Es muy importante saber a quién nos dirigimos para saber cómo enfocar los contenidos que vamos a redactar. Aquí puedes investigar, lo más profundamente posible, a tu lector ideal o lectores ideales para saber cómo hablarle, en qué tono, de qué, dónde y por qué.

Una herramienta que te puede ayudar a crear tu público objetivo es el generador de buyer personas de Hubspot. Sirve tanto para la guía de estilo de tu blog, como para planes de marketing o modelos de negocio.

Algunas de las características que debes conocer de tu público (lector) objetivo son:

  • Edad
  • Sexo
  • Nivel económico
  • Educación
  • Población
  • Familia
  • Aficiones
  • Trabajo
  • Objetivos
  • Qué redes sociales utilizan

Y mil rasgos más que tienes que conocer para saber cómo es tu lector. Cuánto más lo conozcas, más podrás acertar.

Recuerda que cuánto más específico sea el análisis de tu público, mucho mejor.

No es lo mismo escribir para alguien de 25 a 55 años que vive en España, que a María de 27 años que vive en el barrio de Malasaña de Madrid, trabaja en una librería de la calle Fuencarral, sale a las 6 de la tarde, va al gimnasio a hacer yoga y suele leer posts de sus blogs favoritos los fines de semana después de comer…

No es lo mismo, ¿verdad? Sabrás cómo hablarle pero, sobre todo, cuándo.

4- Las categorías del blog

Ya sabemos quién eres, a quién te diriges… ahora vamos a definir de qué vas a hablar. Decide qué temáticas y categorías vas a tocar en tu blog para tus lectores.

Por ejemplo, en este blog tengo dos categorías principales: redes sociales y marketing, dentro de las cuales tengo subcategorías (redes sociales: Instagram, Twitter, Facebook, LinkedIn…).

No tiene por qué ser fijo para siempre (nada en la vida lo es). Reúnete de vez en cuando con tu equipo, o contigo mismo si es un blog individual, y decide si vas a cambiar las categorías, ampliar o reducir.

El blog tiene que ser algo vivo.

Tampoco intentes abarcar muchos temas o que no tengan que ver entre sí. Los lectores se pueden confundir y no tendrán el hábito de ir a tu blog.

Si en este blog comenzara a hablar de otras aficiones personales, los lectores habituales se sentirían confundidos.

Decide de qué quieres hablar y busca a tus lectores o al revés, busca a tus lectores e investiga qué quieren leer.

Cuando hayamos decidido las categorías o temas de los que vamos a hablar, los escribimos en la guía de estilo para que los redactores tengan claro sobre qué temas pueden proponer artículos.

5- Los formatos de contenidos

La guía de estilo ya va tomando forma y ahora vamos a especificar los formatos que vamos a trabajar. Aquí te pongo algunos ejemplos:

  • Artículos
  • Infografías
  • Vídeos
  • Plantillas
  • E-books
  • Podcast

Es importante saber cuáles están permitidos y cuáles no para que el redactor conozca qué tipo de contenidos puede realizar.

6- El estilo de comunicación

Es el punto en el que tienes que decidir cómo te diriges al público que ya habrás analizado en puntos anteriores.

Aquí escribirás el tono comunicativo de tu blog: ¿más serio? ¿divertido? ¿irónico? Tú decides.

También deberás incluir, en el manual de estilo de tu blog, la forma en la que te diriges a tus lectores: ¿De tú? ¿De usted? ¿Público solo femenino? ¿Solo masculino? ¿Mixto?

Si tu sector tiene términos en otros idiomas aceptados por todos, deben aparecer en la guía de estilo de tu blog. Por ejemplo, en el marketing en español se aceptan términos en inglés como Community Manager, Social Media, Call To Action, Landing Page, SEO…

¿Hay palabras prohibidas? Inclúyelas también en el manual de estilo para que los redactores no las incluyan en sus textos.

7- Cómo escribir el post perfecto

Cuando ya tenemos la guía de estilo para tu blog, llega el mejor momento (al menos para mí): ponerse a escribir.

Ya sabemos quiénes somos, a quién nos dirigimos, cómo hay que transmitir el mensaje, en qué formatos, los temas de los que hablar… solo nos queda escribir pero escribir para lectores digitales.

Muchas veces confundimos el lector online con el lector de prensa o papel. Es normal, sobre todo en los que venimos del mundo del periodismo, caer en esos errores, pero la escritura para online tiene ciertas características que te detallo:

  • Titular que llame la atención entre tantos artículos en Internet.
  • Introducción donde plantees el problema y la solución que darás. Haz preguntas a tus lectores.
  • Divide el post en varios apartados con subtítulos llamativos o preguntas.
  • Destaca palabras clave con más fuerza que el resto del texto (negritas).
  • Los párrafos deben ser cortos como puedes ver en este post.
  • Añade contenidos multimedia como imágenes, infografías o vídeos.
  • Conclusiones finales del artículo: qué opinas, próximos pasos…
  • Pregunta final incitando a los lectores a escribir comentarios.

No está muy lejos de una novela o una historia: introducción, desarrollo y conclusión. Pero la estructura varía en función del formato que vamos a crear. No es lo mismo una entrevista, un reportaje, una crítica o un vídeo.

Lo importante es que tena una estructura parecida (o igual) en todos los posts.

En los blogs donde sois más de un redactor, esto es importante para que no parezcan blogs diferentes dentro de un mismo blog. Se trata de unificar la marca, por ello estamos creando la guía de estilo.

9- Contenido multimedia del blog

Los contenidos audiovisuales dotan al contenido de un plus más atractivo para el lector. Ver un texto extenso con solo letras aburre. Si le añades fotos, vídeos o infografías, verás como tus lectores volverán a por más.

Define el contenido multimedia que vas a compartir en el blog. ¿Solo imágenes? ¿Prefieres los vídeos? ¿Eres más de infografías? Aquí lo importante es lo que prefieran tus lectores, por eso, es importante conocerlos bien en el estudio del público objetivo.

En la guía de estilo debe aparecer el tamaño de las imágenes que vas a utilizar, de dónde saldrán esas fotos (¿banco de imágenes? ¿propias?), cómo serán los vídeos (¿horizontales? ¿verticales)… todo debe estar definido en la guía para que cuando el redactor o diseñador se ponga a ello, lo tenga todo claro.

9- Cómo me hago visible en Internet

En la guía de estilo para tu blog, también se debe explicar las técnicas de escritura para que los posts se posicionen y consigamos nuestros objetivos.

Para ello podemos utilizar las técnicas de Search Engine Optimization, es decir, el SEO o posicionamiento en buscadores como Google.

Añadir la palabra clave en el título, subtítulos, a lo largo del texto y en las imágenes, es imprescindible para posicionar el artículo. Además, debemos conocer palabras clave (keywords) secundarias para posicionar por diferentes búsquedas.

Si nadie del equipo es experto en SEO, podéis contratar a un consultor (a mí mismo sin problema 😜) para que os redacte esta parte y quede clara en el manual de estilo del blog o la web.

10- Cómo vas a promocionar el blog

Ya tenemos todo listo pero queda un punto importante, la promoción del blog. Porque si solo vas a escribir el artículo y adiós, o eres una marca ya con muchos seguidores o no lo leerá nadie.

Sobre todo si estás comenzando con el blog, deberías promocionar los posts en otros lugares como redes sociales, otros blogs o hablar con compañeros del sector para que lo promocionen.

También puedes crear campañas de Social Ads (anuncios en redes sociales como Facebook o Instagram) para darles un empujón llegando a una nueva comunidad.

Conclusión de cómo crear una guía de estilo para tu blog

Pensamos que crear un manual de estilo para tu blog es algo baladí porque ya conocemos a nuestro blog o acabamos de comenzar y no nos plantemos estas cosas, pero es importante.

Si eres una marca, es imprescindible crear una guía de estilo, digital o en papel, para entregar a cada nuevo redactor. Solo leyendo la guía de estilo, le deben quedar claro los pasos a seguir en sus próximas publicaciones.

Si es un blog profesional individual, lo puedes crear para tener claro cada paso del camino pero, sobre todo, a dónde quieres llegar, el objetivo del blog y del trabajo diario.

La guía de estilo para tu blog puede ir variando a lo largo del tiempo, es cuestión de reunirse con el equipo y tomar decisiones. Tampoco es necesario que sea muy extensa, solo que queden claro los puntos aquí detallados.

¿Tienes alguna duda sobre las guías de estilo para tu blog? Te leo en comentarios👇

Suscríbete a la Newsletter y recibe las últimas noticias en Redes Sociales

Deja un comentario

Resumen de nuestra Política de Privacidad

  • Responsable: Jordi San Ildefonso
  • Finalidad: Gestionar y moderar los comentarios.
  • Legitimación: Necesitas dar tu consentimiento para publicar un comentario.
  • Destinatarios: Tus datos se alojan en los servidores de Webempresa.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos en la dirección del responsable (en nuestra política de privacidad).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.